Herbie Hancock – Jazz Voyeur

Herbie Hancock y Lionel Loueke Herbie Hancock se presentaba en el Gran Casino Mallorca, en el marco del último concierto de la presente edición del Jazz Voyeur Festival, justo el día antes de actuar en San Sebastián y recibir el Premio Donostiako Jazzaldia, por su capacidad de evolución en el jazz.


Herbie Hancock y Lionel Loueke

Herbie Hancock se presentaba en el Gran Casino Mallorca, en el marco del último concierto de la presente edición del Jazz Voyeur Festival, justo el día antes de actuar en San Sebastián y recibir el Premio Donostiako Jazzaldia, por su capacidad de evolución en el jazz. 

Sin demasiada parsimonia, la banda se presentaba, y en el caso de Hancock, su espacio en el escenario, resumia perfectamente una concepción del jazz que le ha caracterizado; ordenador, rack de efectos, sintetizadores y el piano, no hay que desperdiciar ninguna posibilidad creativa. 
Herbie Hancock

El concierto arrancaba en un ambiente onírico que rápidamente involucra al espectador, momentos chill-out con pinceladas free que reaparecerían a lo largo del concierto y rápidamente dejaban claras las señas de identidad de este proyecto del músico de Chicago.

Hancock quiere repartir protagonismo con Lionel Loueke(guitarra) y Lili Hayden(violín), pero a pesar de la innegable solidez musical de esta última, es él quien retiene la atención del resto de músicos y del público.

Richie Barshay(batería) y Matt Garrison(bajo), conforman una base rítmica sólida, pero destaca el  incansable bajista, encargado de proporcionar el característico groove del Hancock eléctrico. 

El concierto es un elaborado equilibro entre momentos suaves y otros mas duros, siempre con el inconfundible sello Hancock, para acabar camaleonicamente con sus vertiginosos Headhunters ocasionales, momento en el que Lili Hayden demostró sorprendentes aptitudes rockeras.

Herbie Hancock y Lili Hayden

Hancock es un músico del que a uno le apetecería poder disfrutar con mayor asiduidad, puesto que se reinventa continuamente. Cuando te preguntan “¿Vas a ir al concierto de Herbie Hancock?”, debe ser difícil contestar “Yo ya he visto a Herbie Hancock!”, porque a diferencia de otros, él demuestra que sigue siendo capaz de evolucionar. 

Acababa aquí, si no hay sorpresas, el Jazz Voyeur Festival 2006. Un Festival que se ha consolidado entre los aficionados, recuperando el equilibrio jazzístico que se añoró en su edición 2005. Hemos tenido jazz y no tan jazz para todos los gustos, pero si el cartel del próximo año es al menos tan interesante como el de esta edición, seguro que repetiremos.

Para que la espera no sea tan larga, y como nos recordaba la presentadora que nos ha acompañado en todos los conciertos, ahora tenemos el Jazz Voyeur Club en la calle Apuntadors y la Jazz Voyeur Radio en el 96.6 FM. 

Reply

Leave a comment.