Entrevista amb Raynald Colom

Raynald Colom

Hace
unos meses, cuando nos Horacio Fumero nos visitó junto a David Xirgú
como parte del Iñaki Sandoval Trío, nos hablaron sobre una película en
la que estaba participando ambos, aunque mas activamente el
contrabajista; "Todos amamos a Gloria Cole" del director Manuel Lombardero.

Hace
unos meses, cuando nos Horacio Fumero nos visitó junto a David Xirgú
como parte del Iñaki Sandoval Trío, nos hablaron sobre una película en
la que estaba participando ambos, aunque mas activamente el
contrabajista; "Todos amamos a Gloria Cole" del director Manuel Lombardero,
que se estrenará a principios del 2007. En esta película, Fumero
participa en la banda sonora e interpreta a un contrabajista de vuelta
de todo y un poco mafioso, y Raynald Colom interpreta a un joven
trompetista con una ceguera incipiente.
 

Ahora, se acercan ambos al Jazz Voyeur Club formando el Raynald Colom/Omri Mor Project.

 

Junto
al sólido acompañamiento de Marc Ayza a la bateria, el trío ya merece
una atención extraordinaria, pero todavía hay que sumarle la
participación de Omri Mor, pianista israelí en cuyo último disco ha
participado Avishai Cohen a la trompeta, y cuya combinación de
diferentes estilos puede resultar sorprendente.

La
predilección de Raynald Colom por los pequeños clubes y la
incontestable maestría de Horacio Fumero, son la garantia de dos
auténticas veladas de club de jazz que se prometen memorables, y a las
que esperamos que el público responda masivamente.

 

Aquí teneis también la entrevista que pudimos hacerle en su anterior visita.

Acabamos
de sentarnos a la mesa y se repite la misma escena que en nuestra
entrevista con Iñaki Sandoval, Horacio Fumero y David Xirgú; nos
ofrecen unos discos del top manta, preguntamos, pero no tiene el de My
fifty One Minutes, con lo que ya tenemos excusa para la primera
pregunta.

Dices que tu disco esta colgado
en e-mule y estas orgulloso de ello, explícanos que piensas sobre todo
este asunto de la llamada “piratería” en internet y el top manta:

Pues
la verdad es que estoy orgulloso, eso quiere decir que hay gente que lo
ha colgado, y ya solo por eso ya estoy agradecido, y segundo, tal como
está el mundo discográfico, que van vendiendo la tontería de que esta
muy mal, lo que me parece que es una mentira como una casa, el mundo
discográfico funciona muy bien de las “majors” y todo eso, lo único es
que no ganan tantos millones sino que ganan unos menos, y a la hora de
vender los discos, creo que si tu te lo puedes descargar del emule te
lo vas a descargar, pero si realmente te gusta, vas a acabar
comprándotelo porque quieres tener la carátula y toda la información, o
sea que yo creo que es una cosa buena que estés colgado en internet, no
pasa nada, hay mogollón de artistas que han empezado por internet, hay
una tía nueva que vendió a través de “My Space” y la tía ahora ha
sacado disco y va a vender mucho, es una cuestión de producirte, no es
lo que te intentan vender las compañías de discos de que “es la muerte”
y todo eso…
Al final es otra herramienta más…
Yo
creo que si, y a parte con el jazz, con lo difícil que esta el tema del
jazz, cuando intentas hacer jazz “de verdad” no estoy hablando de todas
las fusiones que están de moda, que es lo más fácil digamos, es una
buena herramienta para que se conozca mas tu música y que también se
vea que se puede hacer música de calidad y creativa, y no la música que
te venda la Warner o Sony cada 6 meses tío, con todos los respetos,
Jamie Cullum o Norah Jones, que esta cojonudo, pero…para el ascensor

Eres un músico joven, un músico de jazz, te ganas la vida como músico…
Lo intento…
Vives
o malvives de la música, acabas de sacar tus primeros 51 minutos, ¿es
eso la demostración de que los discos no lo son todo?
Yo creo que el
disco solo sirve para poder hacer bolos, tu puedes tener la mejor
formación del mundo y no tener un disco, y si no estas en el mundo
discográfico, a la gente le envías una maqueta y no te va a hacer caso,
a la que tienes un disco…es la herramienta para poder hacer directo,
yo lo que quiero es poder tocar en directo, para mi lo del disco es una
fotografía, este momento concreto, eso no quiere decir que la banda es
esto, o que mi música es esto, porque grabamos el disco en verano del
2004, estamos casi a 2007 y la banda no tiene absolutamente nada que
ver, en esencia si pero lo que estamos tocando no tiene nada que ver,
aunque sean los mismos temas, la banda ha madurado por cojones porque
son dos años tocando, y lo que ha servido tener un disco es para hacer
directos, a mi lo que me interesa es hacer directo, sobretodo en clubes
pequeños como el de hoy, que es en los sitios donde yo estoy mas a
gusto, ver la gente al lado, en un espacio pequeño, es mucho mas íntimo
y mucho mas creativo.

Participaste en una
gira “bestial” de Manu Chao, estuviste mucho tiempo con el, ¿qué es lo
que busca Manu Chao en un músico como tú y que es lo que tu sacas de
una gira como esa?

Ostia, buena pregunta esa, emmmm…a
ver, con Manu todo fue muy casual, yo tenia un colega que tenia un
bareto en Barcelona, un bar de punkies, y un día me dijo “¿porque no
montamos una sesión de jazz un domingo?” lo hicimos y funcionó, y
justamente coincidió que Manu buscaba un trompetista para su gira por
Suramérica para el disco de “Clandestino” y nada quedamos con el tipo,
nos fuimos de cañas, estuvimos ahí en la calle el tocando la guitarra y
yo la trompeta y me pilló, y lo del jazz era lo de menos, yo allí
simplemente tocaba la música de el y yo creo que aportarle a nivel de
solos a lo mejor podía ser, con toda la humildad, un poco mas
interesante que un tipo que no sabe improvisar, pero tampoco creo que
fuera mas, creo que el me aportó mas a mi de ver un tío que tiene
muuuuy claro lo que es montar un directo, un show de 4 horas con una
energía que te mueres, y aguantar esto con 45 tacos que debe tener
ahora, y estar ahí arriba y aguantarlos, con todos los contras que
tiene toda esa peña, que a veces un tío como Manu Chao que te va del
rollo que esta muy fuera de la sociedad y tal, pero yo cuando dejé la
gira fue un poco diciendo, vale, eres un tío que va siempre en contra
del sistema y todo eso, pero estas con una multinacional…estas con la
Virgin, y estas en Sudamérica o Estados Unidos haciendo la gira, me
parece que no tiene mucho sentido, móntate tu propio sello y entonces
hablaremos, esta es la contrapartida, por otro lado aprendí un mogollón
sobre el concepto de show. Lo que veo a veces en el jazz, sobretodo
aquí en Europa, sobretodo aquí en este país, la gente se hace mucha
masturbación mental y se olvidan de que tienes un público, y si no hay
público no hay conciertos, eso es de cajón, y por eso hay mucha gente
joven de dice “es que a mí el jazz me da miedo” pues tú es que no has
visto un concierto de jazz. Tu puedes ir a ver a Kenny Garret, o a
“Tain” Watts o a Branford Marsalis y todo esto, y a ver, la música es
súper elaborada, pero los tíos tienen un concepto de showbusiness, de
que están ahí por que hay un público, y que ese tío ha pagado diez
euros para olvidarse de que tiene una mujer, las hipotecas y los niños,
durante dos horas, y es como cuando vas a un teatro, pero no deja…,
no quiere decir que tu seas comercial, sino que tienes que dar algo al
público, y que si tu das algo al público, tu recibes, es como los
sitios supergrandes en los que tocas y acabas un tema y la gente apenas
aplaude, y es el momento en que dices….aquí algo no va bien.

Bueno, tu naces en Francia…
Son cosas que pasan (risas)
Tienes familia mallorquina, comentaste ayer en el concierto del Auditorio de Alcúdia…
Si, mi abuelo era de Sóller, se fue en 1920 a Francia…
Hay ciertamente una importante conexión de Sóller con Francia…
Si
mi abuelo vivía en Clermont-Ferrand y le llamaban “Toni la Banana”
porque el tío vendía fruta en el mercado, y era el único que tenía
plátanos todo el año, y nunca dijo como conseguía tener plátanos todo
el año…(risas) y estamos hablando de los años 40 hasta que se jubiló
a finales de los 79, si “Toni la Banana”

Tus padres se trasladaron a Barcelona, pero tu seguiste estudiando en Francia

Si,
es que yo empecé con el violín a los 3 años, cosas típicas de que mis
padres tenían un colega que estaba haciendo un “método” nuevo y tal,
vamos a probarlo con el niño…(risas) y básicamente fue eso, lo que
sucede es que yo tenia el recuerdo de que abría la caja del violín y me
ponía a llorar de mala manera, que no me gustaba, que por dentro sentía
que no me gustaba, pensaba, con esto no voy a ligar una
mierda(risas)…y después empecé con trompeta, y estuve yendo a Francia
el primer año cada cierto tiempo, porque tenia un amigo de mi padre que
era solista de la Orquesta de París de clásico y después de eso, de los
10 a los 16 aprendí tocando con mi viejo por ahí en pasacalles y
tocando sobre discos básicamente.
Tu padre también es músico…
Si
mi padre es saxofonista y clarinetista, claro, es que viene de familia,
mi vieja también estaba en el mundo de la música, quieras o no de
pequeño lo mamé…
¿Tu padre trabajaba en orquestas?
Bueno,
mi padre en Francia tocaba en una orquesta que se llamaba Royal
Tincopators, que era una big band que hacían estilo tipo Fletcher
Henderson, estilo años 30 y 40, Duke y todo eso, pero como de eso no se
podía vivir, trabajaba en producción en la Orquesta de París, en
clásico, entonces los miércoles mi padre me llevaba y veía los ensayos
con Barenboim y esos “bestias”

Cruzas el
charco, Berkeley, has hablado de los americanos y el showbusiness y los
europeos y la “paja mental”, que le pasa a un tío como tú cuando de
repente se planta en Berkeley…

Pues que ve esto, dura dos
semestres y se vuelve pa’ casa, llegué a un sitio en el que tienes
4.000 estudiantes, yo estuve 2 semestres, un año, y estas todo el día
estudiando, el problema de ese tipo de escuelas, es que tienen una
escuela muy específica, y yo he visto gente con mucho talento y mucha
personalidad, a la que le matan esto y se convierte en un molde en el
que todo el mundo toca igual, y eso es lo que le pasa últimamente al
jazz, que es gente que técnicamente esta súper bien preparada, pero no
me dicen nada, eso es algo que por ejemplo en el flamenco todavía no
pasa, y musicalmente toda esta peña de flamenco esta elaborando una
música que te mueres, pero pasará como todo, ya empieza a haber
escuelas de flamenco y dentro de 20 o 30 años será lo mismo, en España
todo el mundo tocando pero habrá pocos que expliquen algo, es el
problema que veo básicamente en las escuelas, son muy buenas para
obtener toda la información, yo llegué allí y obtuve un bombardeo de
información, a parte de que estas recibiendo una patada en el culo cada
día, que es lo que interesa, pero también al mismo tiempo te crea esa
sensación escolar, he visto peña que son muy buenos músicos a nivel
académico, pero a la hora de explicarte algo, les falta sangre.
Falta de creatividad o…?
Yo
creo que matan la creatividad, si eres un músico y tienes un nivel y
tienes la suerte de estudiar en una escuela y te fijas demasiado en lo
que te dicen:”esto tienes que hacerlo así y esto así, y esto va
asa…”, sabes, ¿estoy estudiando una carrera de abogado o estoy
haciendo música? Esta bien que te digan lo que hay, pero el músico se
hace tocando, tienes que ir tocando, y todos los bolos que hago nos
equivocamos constantemente, pero es lo que mola, yo soy mas de error,
error, error y error, y llega un momento que sale, pero cuando sale, lo
hace de dentro.

Tus primeros 51 minutos
desprenden confianza y tranquilidad, con Iñaki Sandoval comentamos que
su disco era comprensible, que actualmente parece que si eres un músico
joven y haces una cosa que nadie entiende para que la gente diga
“ostia, que avanzado…” o si haces una cosa comprensible es que no
estas innovando, tu disco es una mezcla de cosas clásicas con otras mas
modernas, a ti ¿el tema de la creatividad te preocupa o haces lo que
sientes?

Te lo digo así, me la suda mogollón, en el sentido
en que creo que John Coltrane no dijo voy a hacer una cosa y voy a
innovar, el estaba buscando su camino, pero esto también viene de parte
de las escuelas, volviendo al tema de antes, la gente dice; “tienes que
innovar”, y innovar quiere decir una cosa que nadie ha hecho, una cosa
muy difícil, y yo no creo que eso sea música, en el caso del jazz, lo
que hace que tu reconozcas a uno es la personalidad, y yo creo que es
en la personalidad en lo que puedes innovar, y creo que si de entrada
piensas en innovar, es que has pillado el camino equivocado…
La innovación es una consecuencia…
Es
que la innovación es muy relativa, ¿qué quieres innovar después de
Bach? Si esta todo ahí, la música ya esta toda hecha, yo creo que es
buscar tu personalidad y que suene a ti. Porqué todo el mundo flipa con
Miles, Coltrane o Parker o cualquiera de esos monstruos, pues porque
esos tíos tocan una nota y dices: es Parker, es Miles, ahí esta la
innovación, crear un sonido tuyo, una estética, si puedes dentro de lo
que hay, dentro de las reglas de saber la tradición, de saber donde te
manejas, yo no puedo pretender tocar como un americano, miro el show de
Jay Leno y no el Buenafuente y que como hamburguesas y no chuletones,
pero eso es mi cultura de la vida real de cada día, aunque escuche jazz
y me haya empapado toda la vida de jazz, pero no puedo renegar de lo
que tengo, la creatividad saldrá si tiene que salir y si tengo una voz
propia, lo único que quiero es tocar. Si luego hago una cosa que la
gente dice “ostia esto es tal…” pues bienvenido sea, pero la verdad
es que me da igual.

Has hablado de lo que
disfrutas tocando en los clubes. En nuestra conversación con Fumero,
nos comentó su “Teoría de las medallitas”, que el problema del jazz es
cuando la gente va a un concierto para ponerse una medallita…

En
cualquier festival de jazz, en los grandes festivales, de jazz, el 90 %
de la gente no tiene ni puta idea de a lo que va, la cosa es “voy a un
festival de jazz, tengo cultura”.

¿Que
papel juegan enfrente propuestas como el “circuit ressons” de
Catalunya? ¿De que manera piensas que se puede activar el circuito de
clubes para que el aficionada vaya a clubes y escuche jazz porque si?

Yo
creo que es mas una cuestión de los programadores. Estamos en Europa, y
aquí quieras o no cualquier cosa cultural necesita del dinero público
para funcionar. En Estados Unidos esto no existe porque es todo dinero
privado. Entonces yo creo que es mas una cuestión de coherencia de los
programadores. No puedes pretender abrir un club y traerte lo mas
bestia del mundo en tu club, porque no va a funcionar, porque los
clubes y los programadores lo que tienen que hacer es crear una
historia, una programación y aguantar. Yo lo veo con los “mas y mas”,
los tíos llevan 15 años ahí, y programan todos los días del año, vale,
que hacen para subsistir, porque si fuera solo el jazz, no nos
engañemos, hacen discoteca después porque es un sitio grande. Aquí en
el Jazz Voyeur, vale venimos aquí por cuatro perras, venimos porque nos
apetece tocar. Pero también tenemos que ser consecuentes, no voy a
pedirle 5.000€ aquí, cuando se que caben 40 personas, pero prefiero una
cosa así si que hay un club dándole caña, y que si esto es así y hay un
club en cada ciudad, vas a tener una afición y esa afición es la que te
va a comprar los discos, va a ir a los festivales de jazz y te va a
crear un ambiente. Blue Note existe porque lleva 40 o 50 años, no
puedes pretender empezar una casa por el techo.

Opinas
que existe una Barcelona connection, sea por músicos que han estudiado
allí, sea por músicos americanos que están en Barcelona.¿Realmente hay
en Barcelona la sensación de estar musicalmente cerca de América?

Si
lo hay, en el sentido de que el Brad(Mehldau) vivió una temporada en
Barcelona, todo eso es mucho por Jorge Rossi, y es verdad que ha habido
una conexión, pero no mas que en cualquier otro sitio, te vas a
Alemania y la conexión es mucho mas bestia. Yo tengo un colega amigo
mío, saxo alto de Suecia, que se llama Frederik que ahora mismo esta
grabando con David Sánchez, lo que pasa es que ahí hay una cosa mas
fresca, la diferencia es que aquí no es todavía todo tan funcionarizado
como en Alemania o Francia, con los festivales que mantienen las
“majors”, y los músicos americanos empiezan a venir por aquí, tal vez
haya mas colaboraciones y mayor frescura, porque este país todavía es
muy joven en esto del jazz, que aparte del Tete, a finales de los 80
que llegó el Perico y toda esa peña, y nuestra generación que realmente
ha podido ir a Estados Unidos, creo que ahora empieza a haber realmente
una pequeña escena que hace lo que puede, pero frescos todavía.

Flamenco-jazz..
¿flamenco-jazz?
Lógica, el jazz es fusión de entrada, pues lo que hace el Chano por
ejemplo, el lenguaje del jazz es improvisación y lo ha mezclado con la
música que ha escuchado toda su vida, el flamenco, y eso me parece
cojonudo, y es normal, es lógico. El problema es que a veces tienes
unos cuantos músicos o productores que dicen, no tenemos nada que hacer
con los americanos y dicen, vamos a mezclar flamenco porque sí, y aquí
es donde yo no estoy de acuerdo, tiene que ser una cosa natural y el
Chano es lo que hace, una cosa supernatural, y el Chano suena a Chano.
Es lo que comentábamos antes, el sí ha creado una historia porque el ha
buscado lo suyo y de ahí ha creado una escuela, mogollón de chavalillos
que hacen flamenco que empiezan a tocar el piano, a tocar el bajo, es
igual que ahora dentro de 10 años tendrás a muchos chanos tocando la
armónica…
Carles Benavent…
Yo a Carles
Benavent lo considero un Jaco Pastorius, y lo pongo al mismo nivel
porque ha creado un lenguaje en el bajo eléctrico, ha creado una fusión
totalmente natural, y sana!!! Que no es una fusión buscada, lo que está
de moda ahora , en cambio el flamenco es fresco, y Chano está
funcionando y triunfando como triunfa porque está haciendo una cosa muy
honesta. El no pretende ser un Wynton Kelly o un Herbie Hancock,
pretende ser Chano…
Algo que Paco de Lucia había empezado 20 años atrás sin poner ninguna etiquetas…
Paco es el precursor de todo, Paco ha abierto todas las puertas

Donde has estado tocando últimamente
Estuve
en Japón con una banda de música electrónica y tocamos en el Blue Note.
Ahora toco con el quinteto y estamos empezando a salir bastante, ahora
estuvimos en Madrid y ahora en octubre vamos a Toulouse y en noviembre
a París y en febrero vamos a Munich

Di 4 o 5 nombres que consideres que la gente deba escuchar…
Louis
Armstrong, ahí esta todo, Roy Hargrove que es el que me tiene el
corazón robado, Nicholas Payton, Dizzy Gillespie y Woody Shaw.

Reply

Leave a comment.