James Brown “Mr. Dynamite”

El padre del soul, el padrino del Funk o viceversa, especialmente ahora, parece ser que el Funk y el Soul tienen más padres y madres que nunca.

El que les escribe no esta ni estará de acuerdo con esta clase de "títulos" casi nobiliarios que adjudican la paternidad de algo como el Soul o el Funk. En cualquier caso, lo más importante debería ser rendir homenaje a James Brown, el "trabajados más duro del mundo del espectáculo" (otro de sus "títulos", este si ganado a base de dejarse la piel en los escenarios).


El padre del soul, el padrino del Funk o viceversa, especialmente ahora, parece ser que el Funk y el Soul tienen más padres y madres que nunca.

 

Nosotros no estamos ni estaremos de acuerdo con esta clase de "títulos" casi nobiliarios que adjudican la paternidad de algo como el Soul o el Funk. En cualquier caso, lo más importante debería ser rendir homenaje a James Brown, el "trabajador más duro del mundo del espectáculo" (otro de sus "títulos", este si ganado a base de dejarse la piel en los escenarios).

El Funk, la música disco o incluso el Rap y el Hip Hop tienen más que agradecer a James Brown que el Soul. James Brown siempre llevó más allá a sus formaciones, buscando el sonido compacto y milimétrico que le caracterizaba y que fue el inicio de otros estilos más allá del Soul.

 Los inicios de James Brown son de manual del perfecto Soulmen, empezó sus andaduras en el entorno del Gospel, dentro del un grupo llamado "Starlighters" que progresivamente fue cambiando su estilo Gospel hacia el Rythm & Blues, pasándose a llamar "The Famous Flames". A partir de 1955-56 empieza el despegue con el tema "Please, Please, Please" un tema puro Soul, desgarrado y cercano al estilo de los cantantes del llamado sonido Memphis, extraordinariamente influenciado por Little Richards como tantos otros cantantes de la época y por el gran Ray Charles.

 

James Brown nunca tuvo formación musical al uso, ni jamás aprendió a leer música, todos sus temas se desarrollaron en cooperación con su banda, para darles forma y concreción, rodeado siempre de músicos y arreglistas provenientes del Jazz, sus formaciones siempre tuvieron un alto nivel musical y artístico. Algunos de ellos de renombre como Pee Wee Ellis, Fred Wesley o Maceo Parker.

 

Para comprender lo que era capaz de desarrollar y provocar James Brown musicalmente lo mejor es escucharlo y si tuviéramos que recomendar un disco que contenga lo esencial de este músico sin duda recomendaríamos "Live at the Apollo" un directo en el famoso teatro Apollo editado en 1963. En él podemos encontrar al James Brown que corta la respiración, podemos imaginarlo sobre el escenario, empapado en sudor, moviéndose como solo él lo hacia, cantando con su voz poderosa y rota. Solo entonces alcanzamos a comprender el poder de James Brown.

 

Su estilo se fue volviendo más complejo influenciado por el Jazz y su estilo vocal medio hablado dieron pie a su propia evolución del Soul hacia el Funk y probablemente dio pie a algo que posteriormente seria el Rap.

 

James Brown es el artista que más temas ha incluido en el Billboard Hot 100, su figura forma parte de la cultura popular americana y mundial, algunos de sus temas forman parte de nuestro recuerdo para siempre.

 

Los críticos musicales siempre consideraron a James Brown por debajo de Otis Redding o Aretha Franklin dentro de los cánones del Soul, la explicación a esto es sencilla, James Brown no llegó para quedarse en el mundo del soul, su camino iba más alla, por eso gran parte de sus canciones no nos recuerdan al Soul profundo del que hacia gala el gran Otis Redding, su estilo siguio una evolución hacia algo más salvaje y complejo, las cualidades de James Brown como músico y lider le llevaron encabezar una revolución de la música negra que tal vez no se le ha reconocido en toda su magnitud.

Discos Recomendados:

• Live at the Apollo (1963)

• The Payback (1973)

• Hell (1974)

• In the Jungle Groove (1986)

• Star Time (1991)

Reply

Leave a comment.