Jazz Manouche

Un breve artículo sobre jazz manouche con la excusa de una excelente recopilación del género.

 

Wow, genial… otra recopilación de Jazz Manouche, que ilusión !!! por suerte tampoco hace falta comprarsela, al fin y al cabo, “todo el jazz manouche suena igual”.

Christian EscoudePartiendo de esta afirmación tan original, cabe decir que los volúmenes que sugerimos al final de este “articulillo”, incumplen lo anteriormente dicho, siendo una fiel radiografia del jazz-swing manouche en el siglo XXI.

Si hacemos caso de lo que “dicen que decia” el guitarrista Christian Escoudé, “el jazz Manouche no existe; es el jazz de Django”, no nos queda mas remedio que aceptar, como sostienen la mayoria de los iniciados en el género, que sobre la base cultural y social de la comunidad gitana centroeuropea, el jazz/swing manouche se debe al desarrollo que le dio el genial Django Reinhardt desde mediados de los años 30 hasta principios de los 50.

 

 

El músico, como todo artista, sufre de una dualidad; la instrumental, que le permite alcanzar diferentes niveles de virtuosismo como ejecutante, y la creativa, la que despierta el “arte”, el “duende”, o como queramos llamarle.

Està claro que hoy en dia, gracias a academias y escuelas, se ha alcanzado un impresionante nivel en lo que se refiere a la ejecución instrumental. Pero la evolución de esa “esencia genuina” que desemboca en la “creación artística”, nace de la influencia del contexto sociocultural sobre el individuo, y ha evolucionado en occidente de forma inversamente proporcional a la evolución econòmica de nuestra sociedad.
Digo esto, porque el jazz manouche tiene un innegable componente etnico, al igual que el flamenco, el blues, o el jazz décadas atrás, y a pesar de que los gitanos centroeuropeos continuen con su nomadismo, es innegable que afortunadamente para sus condiciones de vida, el “medio” que les rodea ya no es tan marginador y ha suavizado su influencia sobre la expresión musical.
La vida de los gitanos europeos ha cambiado, aunque menos de lo que pensamos, y si ya es difícil que aparezca otro instrumentista con la habilidad de Django, todavía es mas difícil que la influencia del ambiente social y personal que rodea a los musicos, alcance la intensidad que experimentó Django, y si se diese el mismo caso, tampoco tendria ya su originalidad.

 

 

Debemos hablar pues, de que existia ya una música “manouche” con carácter propio, pero Django y Grapelli la conviertieron al “jazz/swing”. Su compañero en el Quintette du Hot Club de France, Grapelli, contribuyó también a consolidar con su violin un instrumento de la tradición gitana en el nuevo impulso que Django le iba a dar, aunque también tienen su importancia en esa tradición, el acordeón y el clarinete, que actualmente se presentan de forma muy secundaria.
La parte esencial de la sonoridad manouche, instrumentalmente hablando, reside en las particulares características de las guitarras Selmer-Maccaferri que Django utilizó toda su vidan artistica(la marca funcionó entre 1932-1952), que combinadas con el violón o contrabajo y la ausencia de baterista, desplazan el peso de una cadencia rítmica cercana en sus inicios al vals, pero que después se afianzará en ritmos 4/4, acentuando los tiempos 2º y 4º o 1º y 3º según las zonas de influencia.

 

Selmer-MaccaferriSi se desea profundizar en el estilo, hay dos filmaciones recientes destacables. La conocida y personal aproximación de Woody Allen en “Sweet and Lowdown”(1999), traducida aquí como “Acuerdos y desacuerdos”, con un creible Sean Penn como alter ego americano de Django, y en el otro extremo, el “docudrama” “Swing” de Tony Gatlif. El director francés se arriesgo transoformando lo que inicialmente era un documental sobre Tchavolo Schmitt, en una obra hiperrealista sobre la inmersión de un “gadjo”(payo) de 10 años en la cultura gitana centroeuropea, con la pasión por la guitarra y las particularidades de una de las pocas culturas genuinas supervivientes en la Europa occidental, como hilos conductores. Un film altamente recomendable, no solo por la presencia en los momentos musicales de figuras como Tchavolo Schmitt, Mandino Reinhardt, Bireli Lagrene, Christian Escoudé o Boulou Ferré entre otros. Actualmente, debido a la conexión francesa, encontrareis el DVD en la FNAC aun precio mas que razonable.

Habiendo dejado clara la situación evolutiva del manouche y lo que debemos esperar a nivel de innovación, y teniendo en cuenta que técnicamente hemos superado el mágico pero generalmente pésimo sonido de aquellas grabaciones iniciales con micros aéreos, existen numeroso matices que nos permitirán distinguir entre los diferentes intérpretes y corrientes. Igualmente, al manouche se puede acercar desde diferentes puntos de mira, con lo que hay sonoridades que bordean diferentes estilos jazzísticos(versiones de “Cherokee”), coquetean con la bossanova, el bolero o el tango.

 

Así pues, el acercamiento que suele tener el aficionado curioso al estilo manouche, pasa por la adquisición de alguno de los miles de recopilatorios de Django, que como mucho incluirán a Rafael Fays, Christian Escoudé o Birelli Lagrene.
Lo que les sugerimos desde jazzinmallorca, entre otras razones, porque en la selección aparece nuestro paisano Biel Ballester, es la aproximación a través de un recopilatorio de Wagram Music realizado con un criterio novedoso; la proyección actual y futura del swing manouche.

 

Parece ser, que el swing manouche superó gracias a los los “cardenales” del género fundado por el “Papa” Django, la etapa de los simples ejecutantes-transcriptor de los clasicos del maestro, y ya nos encontramos con una oleada de músicos capaces de imprimir carácter en la instrumentación y renovar el catálogo de composiciones.
La selección de Francis Couvreux para Wagram Music, en un total de 4 CDs, es una selección con futuro, no es la erudita recopilación y remasterización de clasicos del género largamente conocidos, es una selección que observa el presente valorando la herencia de los maestros del género, pero consciente de la necesidad de que los músicos personalicen la música para darle una proyección. En su primer volúmen, tenemos como no, a Django, pero tambien a Birelli, Christian Escoudé, Rafaël Fays o Stochello Rosenberg(Biel Ballester Trio+Stochello Rosenberg, Sa Pobla 2006 ), junto a los pioneros en la recuperación del estilo en los años 60 o los jóvenes valores que estan acercando de nuevo el swing manouche al público no iniciado, y/o alejado de los festivales que ocasionalmente cuentan con la presencia de la”curia” manouche.

Aquí encontraran información sobre estos dos volúmenes y vínculos a casi todos los artistas que intervienen.
Swing Manouche Vol. I
Swing Manouche Vol. II

No dejen de visitar a nuestro paisano Biel Ballester :

Algúnos vínculos generales con recursos:
http://www.manoucheries.com/
http://jazz.manouche.free.fr/
http://www.guitarejazz.com/liens/jazz_manouche.htm
http://www.manoucheries.com/

 

Reply

Leave a comment.