Rueda de prensa de Stanley Clarke

5.jpgEl éxito de asistencia a la rueda de prensa y la extensión de la misma
imposibilitó llevar a cabo la master class que se acabó convirtiendo en
una actuación a modo de regalo para los que habían acudido.

5p.jpg
El éxito de asistencia a la rueda de prensa y la extensión de la misma imposibilitó llevar a cabo la master class que se acabó convirtiendo en una actuación a modo de regalo para los que habían acudido.

La breve actuación de Clarke después de la rueda de prensa no dejó a nadie indiferente y con tres solos con su contrabajo acústico recordó a los despistados quien es, pese a ser uno de los impulsores del bajo eléctrico en el Jazz, su dominio del contrabajo acústico se hizo evidente en los apenas 10 minutos de actuación dejándonos un buen sabor de boca a todos los asistentes.

Nos contó Clarke que se ha dedicado a la fabricación de bajos conjuntamente con el lutier Carl Thompson , lo que le ha dado la oportunidad de acercarse de otro modo a su instrumento ya que como él nos comentó todavía hoy sigue aprendiendo cosas en lo que a música se refiere. Precisamente hablando de la música y su visión de ella, no se muestra del todo conforme con la definición de Jazz, por ser éste un término sumamente indefinido debido a la gran cantidad de variantes que hoy por hoy existen, prefiriendo así llamarla simplemente música instrumental.

En este intervalo de 4 ó 5 años en los que se retiró de los escenarios Stanley Clarke no ha estado parado, ha escrito bandas sonoras para más de 40 películas y se ha dedicado a la composición y dirección en general. Destacó que el proceso creativo de la composición y dirección le llena de forma especial y es donde siente que puede poner en marcha todo su potencial y conocimientos.

Sobre la manida cuestión de las influencias, Clarke separa claramente la influencia intelectual de la emocional, todo ello sin salir del ámbito de la música, en la faceta más intelectual confiesa las influencias de Miles Davis, Bach o Beethoven entre otros. En el plano emocional se decanta claramente por John Coltrane, Charles Mingus y Jimmy Hendrix. De Coltrane destaca su capacidad para unir espiritualidad y música. Como máximo exponente de esa unión destaca “Love Supreme” disco que le ha inspirado profundamente. También hablando de Mingus elogió en primer lugar su increíble talento componiendo del que se siente un gran admirador, nos contó que tuvo la oportunidad de cenar con él en una ocasión y destaca su espíritu revolucionario y lo define como un luchador, un revolucionario.

Al hablar de otros bajistas como Victor Wooden, nos contó a modo de anécdota que éste asistía con sus hermanos a sus conciertos y lo conoció siendo niño. En el caso de otros bajistas como Marcus Miller destacó la admiración que siente por él, lo define como un gran trabajador, que ha sobrepasado todas las metas que se ha marcado. Al preguntarle por la tecnica del slapping recordó que vio por primera vez esta técnica al bajista de los Sly and the Family Stones Larry Graham.

Stanley Clarke nos cuenta que se ha introducido en la faceta de la enseñanza en la que se encuentra cómodo. En este aspecto siente que la música es como las artes marciales, donde uno puede dominar su campo ampliamente, pero no lo consigue completamente hasta que no enseñado a otros, la enseñanza como una forma eficaz de sintetizar los conocimientos propios. Esa otra forma de aproximarse a la música le ha aportado una nueva visión que le ha ayudado a comprender más su propia música.

Por último preguntado sobre lo que es importante para los estudiantes de música, destacó el papel de la familia sobre todas las cosas a la hora de afrontar la carrera musical, en su caso la influencia de su madre, cantante de Ópera, fue fundamental para él.

Entra aquí para acceder a la Galeria de Fotos

 

 

3.jpg

 

 

Reply

Leave a comment.