Al Foster Quintet – Sa Pobla Jazz Festival 2007

“Al Foster podía fijar el ritmo para todo el mundo manteniendo este infernal groove hasta el infinito. Al tenía todo lo que podía pedir de un batería.”
 
Miles Davis.


“Al Foster podía fijar el ritmo para todo el mundo manteniendo este infernal groove hasta el infinito. Al tenía todo lo que podía pedir de un batería.”
 
Miles Davis.

al.jpg


 
 
Despues de ver a Al Foster en acción, podemos imaginar como debía ser allá por el 72 cuando empezó su colaboración con Miles Davis. Este venerado batería no da tregua sobre el escenario, empujando a los miembros del quinteto continuamente, manteniendo como decia Miles el “groove” con una solidez y una riqueza rítmica impresionantes.

Literalmente parapetado tras su batería, apenas se le podía ver, pero su presencia musical y su capacidad para liderar la formación fueron constantes toda la noche.

Eddie Henderson Eddie Henderson es un trompetista fuertemente influenciado por Miles Davis, amigo personal de él y excelente músico, pone de manifiesto en este homenaje hasta donde llegan las influencias de Davis. Desde el tema So What! qué abrió el concierto y hasta el último tema ya en la onda mas eléctrica de Miles, Eddie Henderson clava todas sus intervenciones con maestria. Este trompetista puede presumir de haber recibido su primera clase de trompeta del mismísimo Louis Armstrong a la edad de 9 años, pero anecdotas a parte, su experiencia pasa por haber tocado con otros grandes como Hancock o Philly Joe Jones.

Al saxofonista Eli Degibri le costó encontrar su lugar durante el concierto, se empeñó en repetir en sus solos algunas estructuras hasta la saciedad, pero en la segunda mitad del concierto logro encontrar el equilibrio, terminando con intervenciones realmente buenas. Este saxofonista israelí tiene como punto en común con Al Foster y Eddie Henderson haber colaborado con Herbie Hancock, y lo hizo durante más de dos años.

 
Doug Weiss cuajo una actuación sencillamente impecable, los qué nos entretuvimos en prestar especial atención a su trabajo pudimos disfrutar de un contrabajista qué supo darle el pulso a la noche, en perfecta compenetración con Al Foster.

Si alguien sorprendió muy gratamente, ese fue George Colligan, el pianista afincado en Nueva York provoco grandes aplausos, haciendo gala en sus magníficos solos de una gran versatilidad y exquisitez, acompañando también con elegancia al resto de la formación.

El festival de Jazz de Sa Pobla ha empezado la edición de este año con el excelente concierto de una formación qué deja el listón alto a los que vienen, aunque toca cambiar el registro para recibir la próxima semana a la Ana Pocovic Blues Band.

{gallery}al{/gallery}

Reply

Leave a comment.