Lee Konitz + François Thebergé 5

Brillante sección de viento en el último concierto del Festival de Sa Pobla 2007

Sa Pobla,  28 agosto 2007

Lee Konitz & François Thebergé 5

Lee Konitz(as), François Théberge(ts),  Stéphane Belmondo(tp), tJerry Edwards(tb), Ali Haurand(b) Alan Jones(d).

La llegada a la plaza fue en cierto modo desconcertante. Ante nuestra sorpresa por la ausencia total de monitores salvo el pequeño amplificador del contrabajo, nos comentaba el técnico que los músicos habían exigido de forma insistente el mínimo el volumen del equipo exterior, para que el público pudiese percibir el sonido en su estado mas natural. Nos preguntabamos si alguien les había explicado que la Plaça Major no es precisamente un auditorio…

A todo esto, nos comentaba la organización que Mr. Konitz habia perdido su enlace procedente de París, cundiendo el desconcierto hasta que finalmente apareció en Son sant Joan. Uno de los saxofonistas mas reconocidos de la historia del jazz, viaja solo, con su saxo, sin móvil ni acompañantes, en fin, todo un carácter.
Que [[Lee Konitz]] es un tipo especial es algo que ser respira en el aire, por lo que cuando se sube al escenario, la devoción que le demuestran cada uno de los componentes de los [[François Théberge]] 5 es un reflejo del homenaje a la historia viva del jazz.

Formal y técnicamente impecable para gozo de músicos y deleite del público aficionado, el concierto fue un acontecimiento estilísticamente impecable. La combinación de Konitz con François Théberge(ts), Stéphane Belmonto(t) y Jerry Edwards(tb), nos demostraba lo fantasticamente bien que suenan los buenos arreglos de una sección de viento, algo que se convirtió en la tónica del último concierto del Mallorca Jazz Sa Pobla 2007. Una excelente armonización sobre la sensible y solida base formada por el descalzo Alan Jones a la bateria y Alí Haurand al contrabajo, enmarcaron los impecables solos de los instrumentistas, pero donde mas se brilló, fue en la maestría de unos arreglos que construían atmósferas de las que emergía un juvenil Konitz, que nos regaló momentos mágicos, como cuando maestro y discípulo se fundieron en una genial alternancia pregunta-respuesta, como la que nos ofrecieron hace unos meses Joe Lovano y Miguel Zenón.

Nuestra preocupación inicial sobre volumen del sonido solo se cumplió en parte, puesto que sorprendentemente, el público de la periferia se mantuvo en niveles sonoros muy por debajo de lo sufrido en otros conciertos.
Con un calor sofocante sumado a los aturdidores efluvios de los campos que rodean a esta capital del jazz, y a falta del concierto de cierre con los alumnos del seminario de improvisación de Jimmy Weinstein y Toni Miranda, se despidió el Festival de Sa Pobla con una noche de historia del jazz.

Hasta el esperado concierto de Chick Corea y Bela Fleck el 15 de noviembre, tenemos un AlcúdiaJazz en progresión continua. A ver si como decía  Sebastià Cartell en una entrevista al hilo del concierto inaugural del citado festival alcudienc, Mallorca acaba por convertirse en la  "isla del jazz".

Reply

Leave a comment.