Manel Camp & Llibert Fortuny-Mozart en clau de Jazz

camp_fortuny_1_640x480.jpg

 

Magnífico concierto de Manel Camp y Llibert fortuny que acabó demasiado pronto por la inesperada lluvia…

camp_fortuny_2_640x480.jpg

Manel Camp(p) & Llibert Fortuny(s). Mozart en clau de Jazz.

Claustre Sant Domingo. Pollença. 30 de agosto de 2007

 

Lo de mezclar jazz con música clásica es razón suficiente para que el aficionado se ponga a velar sus mejores armas, vamos, que en estos casos hay que estar siempre dispuesto a salir corriendo para evitar daños irreparables…pero en este caso, lo de dejar sueltos a Manel Camp y Llibert Fortuny desvariando en torno a Mozart ha sido una de las propuestas mas interesantes y frescas del año.

 

 

En un marco incomparable y ante un solitario piano, salían a escena Manel Camp y Llibert Fortuny, que tras un breve saludo iniciaban un concierto sorprendente; breves presentaciones clásicas seguidas de largas improvisaciones jazzísticas, hicieron las delicias de un público que reconocía fácilmente los guiños de las conocidas melodías de Mozart.
Limitar la amplificación a las PS10 nos ofreció un sonido tremendamente fiel que respetó la naturalidad del piano y el saxo, permitiendo que las primeras filas disfrutasen del sonido mas puro.

 

 

 

 

 

camp_fortuny_4_640x480.jpg

 

Manel Camp domina ambos mundos, jazz y clásico, lo que le permitió constantes referencias cruzadas e incluso alternar diversos estilos de la historia del jazz, todo ello con una naturalidad y fluidez que nos hizo olvidar que esto debía ser un concierto “temático”.


Llibert Fortuny tiene un impresionante sonido y domina el escenario dando rienda suelta a la improvisación, con lo que rápidamente se metió al público en el bolsillo. Para los que conozcan su faceta mas eléctrica con el Llibert Fortuny Electric Quintet o la Big Band, esta vez salió a escena al natural, sin efectos electrónicos, demostrando que es un saxofonista sólido sea cual sea el contexto.

 

 

Desgraciadamente, cuando llevábamos poco mas de media hora hizo su aparición la lluvia, que acabó desterrando a todo el público a los arcos laterales. Pero la simpatía y “savoir faire” de los músicos les hizo conquistar al público y ganarse su admiración por los esfuerzos que hicieron por continuar con el espectáculo. Desde jazzinmallorca nuestro reconocimiento a la profesionalidad que demostraron ambos, manteniendo el tipo cuando la retirada estaba mas que justificada.

 

Abandonábamos el semi-concierto con el deseo de haber podido disfrutar durante mas minutos de Manel Camp y Llibert Fortuny, pero con el convencimiento de haber asistido a uno de los mejores momentos jazzísticos de la temporada.

 

camp_fortuny_6_640x480.jpg

 

 

 

Reply

Leave a comment.