Paco de Lucia “Cositas Buenas”-Palma Arena

pdl_633.jpg

 

Clase magistral del "maestro de Campos" en el Palma Arena.

Paco de Lucia-Cositas buenas.

Palma Arena

11 de enero de 2008

Paco de Lucia(g)-Niño Josele(g)-Piraña(cj)-Alain Pérez(b)-Domingo Patricio(fl)-(Montse Heredia(v)-Monchi Heredia(v)

 

 


pdl_1680.jpg

 

Si alguien acudía al Palma Arena para oír una guitarra desbocada, seguramente se llevó cierta desilusión al escuchar a un genio en su madurez, una guitarra que dejó atrás los tiempos de demostrar cosas para brindarnos una noche flamenca sin concesiones, en las que sus únicas palabras habladas fueron para presentar a “su gente”.

En una noche de viernes en la que era difícil reconocer los dedos del maestro desde el fondo del Palma Arena, tuvimos la oportunidad de vivir una velada de flamenco clásico, porque gracias al de Algeciras, el cajón flamenco(otrora peruano), el bajo eléctrico, y la flauta, forman parte natural del flamenco.

 

Monchi Heredia y Montse Cortés se encargaron de dar las voces, y tal vez, junto al cajón del Piraña, fueron las mas perjudicadas por la acústica del Palma Arena, que sin embargo, sorprendió positivamente a los que hemos sufrido las “cacofonías” de Son Moix.

 

En un concierto en que las bulerias y rumbitas se dejaron para la segunda mitad, las falsetas fluyeron con naturalidad absoluta mientras viajábamos por múltiples toques y recibíamos una clase magistral de guitarra flamenca, en la que domina el equilibrio y la expresividad.

El Niño Josele, inmerso en su papel de segunda guitarra, tuvo pocos espacios para reivindicarse, pero disfrutó del honor de una breve alternancia de picados con el maestro, después de un equilibrado solo que nos dejó con ganas de mas. Alain Perez estuvo contundente, y sin duda la sorpresa de la noche fue Domingo Patricio, colosal con su flauta, improvisando con fuerza y sin perder los aires flamencos. Su disco debut en solitario, con Carles Benavent y Rafael Cortés, bien merece atención especial.

Escasas descargas de adrenalina en forma de vertiginosos picados arrancaban aplausos de un público que llegó a amenazar(Dios nos libre !!!), con anárquicas palmas redoblás que habrían destrozado la solemnidad del momento.


pdl_633.jpg

El maestro asumió en su juventud el legado técnico y formal de los maestros Niño Ricardo y Sabicas, para buscar su consagración como el genio que rompió las barreras a la creatividad e impulsó el flamenco internacionalmente, y en gran medida, el responsable de una nueva percepción del flamenco en España .

 

Pasaron(de momento), los tiempos de la innovación, y el genio bien merecido tiene el descanso del guerrero que disfruta en Mallorca, pero desde este lado de la difusa frontera entre flamenco y jazz, nos encantaría esa nueva reunión con Chick Corea que comentaba hace unos días en una entrevista para el Diario de Mallorca.

 

Y por si acaso el maestro estuviese escuchando(ya nos gustaria…):

Maestro, no sabemos si usted que se exige tanto estará contento con el bolo del viernes, pero vamos…, “si eso”….,
¡que en Mallorca lo intentente usté cuantas veces quiera!

Reply

Leave a comment.