Entrevista Salvador Font

Entrevistar a Salvador Font tiene doble recompensa. Por un lado nos reuniós con el para hablar de su época en Música Urbana y de como veia la salud del jazz en Mallorca, pero inevitablemente acabamos hablando de su padre, Salvador Font "Mantequilla", así que esta entrevista se va a dividir en dos partes, la primera en la que nos habla de su concepción general de la música y sobre su padre, y la segunda en la que repasa su trayectoria profesional, marcada por "Musica Urbana".

Hace unos meses, nos reuníamos con uno de los maestros de la batería que mas cerca se identifica con la historia del jazz en Mallorca. Como parte de los míticos Maquina, músico profesional que regresó a Mallorca para convertirse en baterista de referencia y docente de muchos de los jóvenes baterías de la isla.

La animada charla se prolongó durante mas de dos horas y estuvo plagada de anécdotas y apuntes historicos, por eso, vamos a reordenar un poco la conversación y dividirla en 2 capítulos, el primero dedicado al concepto general en torno el jazz y su padre, Salvador Font "Mantequilla", y el segundo dedicado a el y su carrera, desde la época de Musica Urbana hasta ahora.

 

 

Hablanos de tu padre, Salvador Font “Mantequilla”

Bueno, mi padre vivió en una época en que ser músico era un oficio, se podía mantener a una familia, incluso comprar un piso. Le pusieron a estudiar clarinete y violín, y a los 19 acabó la carrera y automáticamente se puso a trabajar como un bestia y viajar por toda Europa en orquestas, y posteriormente, al cabo de de 10 años se dedico exclusivamente al jazz y estuvo tocando hasta que yo empecé a ir a colegios caros y volvió a la música comercial (risas…)

El Vino a Mallorca a finales de los 60…

Si, poco a poco estoy intentando concretar todo esto un poco mas, hacia el 63 o 64 vinimos a vivir toda la familia a Mallorca a pesar de viajar de vez en cuando a Barcelona y a Madrid.

Hablanos de la época de de Titos de tu padre:

Eso era la hostia, fue la época dorada aquí, en Titos había una orquesta grande y dos quintetos y luego un ballet español, ballet modernos, humoristas, era una pasada, cada día, cada día había algo. Yo he visto a Ray Charles con su Big Band, y Tom Jones. Pedro Sanchez era el director, un gran músico y persona. Mi padre vino aquí con una de esas orquestas cuando tenia 23 años, se hospedó en el terreno y mi madre vivía allá, entonces la conoció y a partir de ahí…cuando tuvo que dejar el saxo porque se encontraba mal, se vinieron a Mallorca buscando una vida mas tranquila, porque claro, en esa época mi padre estaba en plan de grabar por la mañana y por la tarde, y tocar dobletes…

Hablemos de los músicos de sesión, los batalladores,…

Mira, ahora estaba revisando unos artículos que son ensayos hechos por trompetistas sobre la manera de "calentar", uno de los mitos de la trompeta. Antes de ponerse a estudiar hay que hacer el “warming up” bien hecho, y un primer figura de los especializados en jazz, con sesiones con Frank Sinatra y otros, habla de la diferencia con un primer trompeta clásico, que sabe que dentro de 2 meses tiene la tal obra y empieza a preparar su calentamiento con ese objetivo, en cambio, un músico “callejero”, llega a las nueve de la mañana al estudio y no sabe si tendrá un grupo pop o si tendrá una cantante étnica o “West Side Story”, y tiene que estar preparado para lo que sea, entonces, a partir de aquí, todo el planteamiento de trabajo es diferente.

  ¿ Hablanos de la concepción que tienes del músico profesional?

Bueno, piensa que en la época dorada del jazz no existían el jazz profesional, pero tocaban tan bien y eran tan creativos porque venían de tocar todo el día como locos, leyendo para las películas y los shows de Brodway, y después de tocar horas y horas, se tomaban unos cubatas y se desfogaban con el jazz…

¿Tu padre como entendia esto? ¿se consideraba músico de jazz?

 No, no, no, mi padre se consideraba “músico”, además, precisamente yo lo he heredado de el. El jazz era lo que mas le gustaba en el aspecto de que era lo que mas disfrutaba de escuchar, y los compositores que le gustaban eran Cole Porter, Gershwin y toda esta gente, pero el se consideraba “músico” a secas. Hicimos algunas actuaciones por Barcelona, coincidiendo con el disco del que antes halábamos pero no era con esta formación exactamente, y hubo un error del representante y acabamos en un boda, y entonces mi padre lo resolvió muy bien, empezamos con un standard y cuando vio el panorama enchufo el Viva España! o lo que fuera y se metió todo el mundo en el bolsillo, y yo estoy cansado de ir con grupos de jazz en que pasa esto y se convierte en un absurdo en el que tocas a disgusto cosas que la gente no entiende. Para mi lo mas importante es tocar lo que sea, con gente y para gente. En ese aspecto yo no creo mucho en el jazz profesional, bueno, me encantaría hacerlo, pero hoy en día son muy pocos los que pueden dedicarse a esto plenamente, convirtiéndose en algo muy elitista, algo que realmente casi no existe. Por otro lado, es tan reducido y especializado que pierde un poco la cosa de frescura, perdiendo ese carácter que tenia cuando era una música popular, se experimentaba pero sin olvidar que tuviera gancho para el público, conservar ciertos aspectos del showbusiness que se han perdido. Una serie de cosas que han pasado a ser cosa de estudiantes, de especialistas, en Berkeley y estas escuelas, se ha convertido en algo de gente "muy enterada", pero el repertorio pasa a ser, como por ejemplo lo de Brad Mehldau, el trio ese es la rehostia, es de lo mas sofisticado que hay, pero es tan alejado del público, que, esta tendencia es la que hay  pero en realidad, tan alejados del público que muy pocos tienen trabajo, y luego ya hay que dar clases. Por ejemplo Jorge Rossy que es un batería buenísimo, pero hace como 6 años que no toca la batería, pero claro, porque viene de tocar con Brad Mehldau y luego viene aquí y se hace difícil tocar con alguien, y entonces lo que hace es tocar el piano, que lo hace bien y es algo que le divierte. En cierto modo, este tipo de jazz ha pasado a ser un estilo mas dentro de la música clásica.  Por esta misma razón no se fusionan, sino que conservan la esencia de lo que han estudiado a menos que otros factores les exijan esa fusión con otros músicos.

 

 

El disco homenaje a "Mantequilla" a finales de los 80…de quién es la idea…

Si, lo grabamos con mi padre y también estaba Kitflus. Uno de los impulsores fue (Emili)Baleriola, un tipo muy atrevido, por ejemplo, con Bolao también se vino aquí con un 4 pistas Fostex, grabaron una caja de ritmos en una pista, hicieron guitarra rítmica y solista  y luego con se vino a Barcelona y Carlos(Benavent) puso el bajo y yo sustituí la caja de ritmos.

 

 

   Hace unos meses entrevistamos a Raynald Colom, y uno de sus comentarios fue respecto a la desilusión que sufrió en Berkeley porque se quedó con la sensación de que se aprendía mucho pero se pretendía estandarizar el sonido, y parece que se ha olvidado que el jazz era que la gente fuera a un club y se divirtiera…

Si, tocar "de aquella manera", eso era un poco lo que yo decía. En cierto modo, los clubs han llegado a un punto en el que al pagar tan poco porque para ellos mismos es difícil sobrevivir, lo que hacen las formaciones es ir al club y probar, experimentar, y lo suyo seria ir con los temas controlados, no con arreglitos, aunque sea una parada coordinada, pero no aquello de 20 vueltas de solo y siempre los mismos standards que son aprendidos del Real Book sin haberse molestado en oír varias versiones. En cierto modo el circuito esta dominado por una guerra de precios, en la que amateurs o semiamateurs que se mueren de ganas de tocar y tienen otro trabajo, son los que se mueven y llaman a todas las puertas y en cierto modo hacen un trabajo de marketing. Yo ya nunca me voy a ofrecer a ningún sitio, ja, ja, mas que nada porque me llaman a mi…(risas). El trabajo esta tan mal que de repente lo único que hay son estos locales que programan jazz, entonces la gente que no tiene otro trabajo al dar clases, o estos trabajos que surgen esporádicamente…había este club de Santanyí, Sa Cova, en el que había un ambiente muy agradable con aquellas obritas de arte, pero entonces ibas a tocar un día y luego si querías volver  porque aparecía por aquí alguien interesante, algún pianista de paso o así, yo le llamaba a el y lo tenia todo programado hasta dentro de seis meses con alumnos de la escuela de allí, o los guiris que había conocido en Cala d'Or…

Es que el problema de los clubs se ha convertido en algo endémico…

Claro, es que si un día de estos viene algún amigo, viene Carlos(Benavent) a estar unos días en casa y es un problema, no se, creo que para tocar a gusto tendría que montarme un club… (risas) un lugar que no se llame club en el que pueda tocar yo y otros días pueda tocar un colega, pero en Palma lo veo imposible por esta cuestión de encontrar un local adecuado, en cambio "foravila" si que es posible, aunque claro, hay clientes potenciales en toda la isla…

Si, bueno, eso es relativo, en estos momentos hay festivales y conciertos de muy alto nivel y a buen precio que no llenan, como el Festival de Alcúdia o algunos conciertos puntuales…

Si recuerdo el concierto de Roy Haynes en la Sala Assaig, y fue algo muy heavy, es uno de los fundadores de todo esto de la batería moderna, bueno el es el "papa" de Tony Williams y un par mas. Lo que pasa es que yo por suerte he visto a Roy Haynes en uno de los conciertos mas fuertes que he visto nunca, es que cambia tanto cuando los músicos están tocando con gente de su nivel, o si puede ser, mejores, es cuando es la hostia, pero luego vino con músicos excelentes, pero ya no es lo mismo. Yo vi un concierto en trio en que se notava  que la producción los habia llevado a cenar al mejor restaurante de Barcelona y luego debían haber probado en el Palau de la Música y por la noche llegaron allá y fue la rehostia. Eran Hank Jones, Ray Brown y Roy Haynes…

Ufffffffffffffffff…

Si, no te puedes imaginar aquello, todo, aquello era jazz, con un sentimiento, pim, pam, increíble…pero la diferencia no era la edad, porque aquí físicamente estaba de puta madre, pero las compañias no eran las mismas, pero para el un bolo en Mallorca, es como si nosotros tuvieramos que hacer un bolo en "Son Notifixis"…y claro, muchas veces cuando viene alguien de este nivel con alumnos o gente joven que tiene un elevadísimo nivel, están en una posición sumisa, lo bueno es cuando tienes que estar al loro porque eres el “soldado” de Hank Jones. Lo mismo cuando Tony Williams tenia 17 años y tocaba con Miles Davis, era la rehostia, luego continuo siendolo, pero ya era diferente porque iba a su bola, podías parar el concierto de los demás y ya solo oírlo a el era suficiente, y todo se supeditaba a eso, pasaba de los demás. Cuando hay un equilibrio…

Pero bueno, así algunas veces vienen “sidemen” de lujo, como Nicholas Payton…

Uffff, no me hables de Payton…es el number one de mi hit parade desde hace tiempo, lo tengo todo el día enchufado…me encanta su swing, toca los temas para que directamente sean bailables, es una mezcla que me encanta…también es uno de los que tengo en el coche en cassette…

 

Para resumir, citanos un par de músicos o Cd's que tengas en el coche y piense que la gente debe escuchar

Hombre, aconsejar a la población…ahora mismo los dos primeros son la redición de "Ray Sings, Basie Swings", esto es una cosa espectacular, y Nicholas Payton por supuesto…Claro, mi top ten son gente de hace muchos años, Chet Baker, Count Basie todo lo de su orquesta y la escuela posterior, Bill Evans, Frank Sinatra con las orquestas y los grandes arreglos…

Eres muy "cool"…

Si, totalmente, esto es de escuchar, luego de tocar si que tolero mas la vanguardia cuando tengo que tocar yo…para tocar si que me puede divertir cualquier cosa, aunque ultimamente no estoy nada al corriente de las novedades, aunque de repente descubra a alguien, la verdad es que no sigo mucho las novedades, pero vaya, no estoy nada a la última, voy a lo que me gusta…

 Y algún disco tuyo…

Hombre, ahora vuelvo a escuchar lo de Música Urbana, "Iberia", es muy antiguo(risas…) pero es lo mas guay que he hecho, es algo muy heavy, hay muchas notas pero a diferencia de lo de hoy en día que peca de monotonía, ahí hay mucha diversidad, cada 4 compases vamos a otra cosa, es el mismo tema pero desarrollado, desarrollado, desarrollado…claro, en su momenoto fracaso, bueno, estuvimos 6 años viviendo y haciendo colaboraciones como grupo con otra gente, pero claro era porque nos aprendíamos un LP en una tarde y lo grababamos al día siguiente de memoria, luego aprendimos a leer por las circunstancias y la verdad es que si ya has tocado algo difícil, si luego has de leer un pasodoble es muy fácil…(risas)…

 

 

Y aquí lo dejamos hasta el proximo capítulo, en el que nos centraremos en el propio Salvador y su experiència personal…

 


 

Reply

Leave a comment.