Chano Domínguez Piano Ibérico

chano_piano_iberico.jpg

 

Que a dia de hoy Chano Domínguez es la figura que marca el norte en la constelación del flamenco jazz, es algo  indiscutiblementente evidente, y aunque aparentemente este disco sea mas iberico que flamenco, Piano Ibérico completa un círculo personal y estilístico en el que Chano fusiona la tradición académica con el sentir popular.


 

chano_piano_iberico_banda.jpg

 CHANO DOMÍNGUEZ PIANO IBÉRICO 

 

Chano Domínguez: piano
Blas Córdoba "El Kejío": voz y palmas
Tomás Moreno "Tomasito": taconeo, palmas
Israel Suárez "Piraña": cajón y percusión.

 

Grabado en los estudios Elecai de Barcelona entre los dias 14, 15 y 16 de febrero, y 10, 11 y 12 de diciembre de 2009.

 


Si hace unos años el propio maestro gaditano afirmaba en flamenco-world.com que el estilo estaba en eso que llaman la edad del pavo, gracias a el mismo y a múltiples aportaciones en la última década, es justo hablar ya de una juventud sobradamente preparada.

A Chano no se le ocurrió lo de experimentar con el flamenco y el jazz, simplemente “pasó lo que tenia que pasar”. Ha establecido pausadamente los cimientos de una sonoridad inconfundible, que con Piano Ibérico, se situa definitivamente más allá del bien y del mal.

Todo lo que el de Cadiz toca, sabe a gloria bendita.

 

Jorge Pardo, Carles Benavent o Tino di Geraldo, son “padres fundadores”  que han sentado cátedra, pero sólo Chano ha sido capaz de entender, sentir y expresar el flamenco-jazz en su inmensidad. 

Chano ha paseado su “duende” por la soledad del Café Central, por la solidez del trio, le ha dado aire con el septeto, ha alcanzado la virtuosidad apostólica con el New Flamenco Sound, y en todo este camino, no ha perdido nunca el “pellizco”.

 

En “Piano Iberico”, el maestro gaditado simula pisar el freno para disfrutar de un nuevo momento de intimidad. Lejos parecen quedar “Oye como viene”, “Imán”, los años de reflexión monkiana o la integración latina que arrancó con su participación en Calle 54, esta vez posa su mirada en los pioneros, aquellos que por la via de conocimiento elevaron la tradición y el arte popular a la categoria de lo intemporal e imperecedero. El maestro comparte con ellos un rasgo esencial; la habilidad de elevar intelectualmente lo “auténtico” sin abandonar la pureza de lo sincero.

 

Todo esta en su lugar, el cajón, que ya estaba aquí para quedarse, alcanza en esta obra categoria de necesidad, se complementa de tal manera con el piano que parece una prolongación del propio Chano.
Piano Iberico reinterpreta la tradición, recoge a Albéniz, Falla, Granados y Mompou, y les endosa el cajón del Piraña, el kejio de Blas Córdoba y las palmas y el taconeo de Tomasito, para brindarnos una nueva maravilla.

 

Los que gusteis de Chano tenéis aquí otra porción de sabiduria, los que no, haceroslo mirar…


“Maestro, ¿y ahora que?”

 

 

chano_piano_iberico_temas.jpg

 

 

Reply

Leave a comment.