Crónica del Mallorca Jazz Sa Pobla 2014

El concentrado jazzístico pobler no deja prisioneros, sólo caras ojerosas que no hacen sino justificar eso de que los del jazz son raros y malsanos. Por suerte quedamos pocos ¿…?

Un nuevo malabarismo ponía a nuestra disposición una programación mucho más digna de lo que los recursos disponibles permitían suponer.

David Murray, ejemplo de saxofonista americano con absoluta soltura, ofreció una clase magistral de la mano del fluido dueto rítmico de John Betsch a la batería y Reiner Elizarde al contrabajo. Los matices y el trabajo armónico de un interesante Pepe Rivero al piano completaban un cuarteto de escasas aristas pero pocas concesiones.

El fin de fiesta con un bis & Co., nos dejó un regusto delicioso en lo visual y contradictorio en lo auditivo, señal de que todo había ido bien.

murray

Lo de Marco Mezquida es una realidad: de llamarse Marc Jones o Mark Williams y venir de NY, la Plaça Mayor de Sa Pobla se habria llenado a rebosar.

En cualquier caso, los que confiaron en el criterio pobler disfrutaron de un Marco Mezquida en estado de gracia absoluta. La multiplicidad de sus colaboraciones y la comunión con sus compañeros de largo recorrido, nos dan una muestra de lo que debe ser un trío jazzístico.

La residencia en la isla de Marko Lohikari nos ofrecerá de nuevo la posibilidad de disfrutarlos en AlcúdiaJazz y en la Fundación Coll Bardolet de Valldemossa.

mezquida

Que decir de Freddy Cole, los años pesan y dejan su huella para bien y para mal. Un concierto sin sorpresas, muestra de un estilo que para algunos es sinónimo de jazz y en el que lo mas destacable fue el tremendo swing de un discreto Randy Napoleon a la guitarra. Alabado por el mismísimo George Benson y sidemen de Michael Bublé(esperemos que no le de también por cantar…), Napoleón tiene una tremenda sonoridad y hace fluir dulcemente su preciosa Stadler .

cole

El Orange Juice Funk Collective, formación mallorquina que poco a poco ha ido creciendo en calidad y miembros, en la que destaca un Llorenç Barceló en el Hammond que cada vez que lo escuchamos nos deja con ganas de más. Con una sección de metales de 4 miembros, la Orange Juice consigue un sonido poderoso al que la guitarra de José Munar acaba de dar consistencia, el concierto se cerró con la aportación del siempre interesante Derrick Burrows (dee7).

20140808222602_IMG_6175-001

Para concluir como ya es tradición, el viernes actuó la Travelling School Band, el ya veterano proyecto docente de los Weinstein.

Que se cumplan nuestros deseos y el 2015 volvamos a sufrir las ya clásicas profundas ojeras jazzísticas de agosto.

Mas fotografías en Jazz&Stuff

Responder

Deja un comentario.